domingo, 7 de octubre de 2007

Asalto nº 8: La historia sin pasado..





...tan sólo unos pocos osaban a admitir que les parecía que había pasado una época y que les apetecía celebrar que ya se sentían más mayores y era "hora" de festejarlo. Ese tipo de acontecimientos no se podían divulgar entre muchas personas. Sólo lo hacían entre los que suponían que no iban a anunciarlo y entre los que confiaban en que ese festejo iba a quedar entre ellos. Así era, había muchas fiestas clandestinas en las que el tiempo tenía que ver.
Había personas que se dedicaban a investigar a otras que festejaban su cumpleaños, su aniversario... y cosas por el estilo, pero tambien los que lo celebraban tenían a sus propios informadores que les relataban quienes eran éstos y por dónde merodeaban. Habia un señor que era el vigilante de las agujas, es decir, la única persona en este sitio que disponía de un reloj y podía medir el tiempo. Estaba obsesionado con él. No hacía otra cosa que mimar y cuidar su reloj. Siempre mirandolo y tratando de que nunca se estropease. (continúa)

1 comentario:

Aquiles dijo...

9th round is over the table... you must go on ;)