miércoles, 10 de octubre de 2007




Mi rumbo nuevo
he de tomar ahora.
....desafíos vienen....







http://www.temakel.com/mitopcaleuche.htm

3 comentarios:

rks dijo...

eso no suena tan mal...
... lo que embruja es el riesgo y no dónde ir... aderezado con la satisfacción de cada desafio superado, cada lección aprendida...
no sé... mucha suerte en tu viaje a Itaca... quizás coincidamos por ahí.

Cuando empieces tu ida hacia Ítaca,

desea que el camino sea largo,

lleno de peripecias, lleno de conocimientos.

A los Lestrígones y a los Cíclopes,

al encolerizado Poseidón no temas,

tales cosas en tu camino nunca las encontrarás,

si tu mirada permanece alta, si una escogida

emoción a tu alma y a tu cuerpo les guía.

A los Lestrígones y a los Cíclopes,

al fiero Poseidón no los encontrarás,

si no los llevas dentro de tu alma,

si tu alma no los coloca delante de ti.

Desea que el camino sea largo.

Que muchas sean las mañanas estivales

en que con cuánta satisfacción, con qué alegría

entrarás en puertos por primera vez vistos.

Haz un alto en los mercados fenicios,

y adquiere hermosas cosas,

nácares y corales, ámbares y ébanos,

y sensuales perfumes de todas clases,

los más abundantes y sensuales perfumes que puedas.

Visita muchas ciudades egipcias,

aprende y aprende de los instruidos.

Siempre en tu mente ten a Itaca.

La llegada a allí es tu destino.

Pero no precipites el viaje en absoluto.

Es mejor que muchos años dure.

Y que, ya anciano, arribes a la isla,

rico con cuanto obtuviste en el camino,

sin esperar que riquezas te dé Itaca.

Itaca te dio el hermoso viaje.

Sin ella no hubieras emprendido el camino.

No puede darte nada más.

Aunque la encuentres pobre, Ítaca no te engañó.

Tan sabio como te has hecho, con tanta experiencia,

ahora ya habrás comprendido qué significan las Itacas.

PUZZLE dijo...

Gracias!! sabes? nunca antes hubiera entendido este mensaje. Ahora sí que lo entiendo. Hay que luchar para conseguir lo que quieres. Cada vez tengo más claro que está muy cerca, tengo que empezar ese viaje, poco a poco me voy preparando. Sin duda alguna, va a ser el reto de mi vida, va a ser el más duro de mi vida. Lo presiento, he afrontado muchos retos, durísimos. Nunca pensaba que iba a conseguir muchas cosas, siempre me he sentido muy pequeña y siempre me sentiré así. Pero curiosamente en las insignificancias es donde he encontrado los mayores tesoros. Se acerca la hora del cambio, se acerca el momento del sufrimiento y de enfrentarme a miedos, inquietudes, todavia no estoy preparada del todo, pero me estoy haciendo a la idea. Tambien sé que no se puede tener todo en la vida, pero sé apreciar cada tesoro que se me presenta. En cualquier caso, luchar va conmigo, no me puedo quedar cruzada de brazos. Tengo que hacer algo y pronto muy pronto, zarparé, algún día espero encontrarme a Ítaca y darle las gracias por todo lo que me ha dado. Gracias R. Eres sorprendente

rks dijo...

tu +